Opiniones

Lo que dicen mis pacientes de mí…

“Cómo describir la terapia con Guiomar… No he visto a nadie igual, con ese corazón. Siempre se ha volcado en mí y me quito el sombrero. Una profesional y una persona maravillosa. No tengo palabras porque es muy buena, muy noble, con un gran corazón. Es luchadora, firme y segura… Una guerrera. Ella me ha enseñado a creer en mí, a saber que yo puedo hacer las cosas, porque ella creyó en mí más que yo misma, cuando yo ya no creía en nada, cuando no me veía capaz de hacer nada… Ella apostó por mí. Me ha dado mucha seguridad. Con ella he descubierto que yo puedo, que nada va a poder conmigo. Es sencillamente maravillosa y nunca la olvidaré. Gracias por todo.”

T.M.M.

“No tengo palabras para decir lo que vale esta gran mujer… Cuando vas a un sitio buscando ayuda desesperadamente y estás tan muerta de miedo por lo que estás pasando y porque no conoces a la persona, no sabes si vas a poder abrirte y contarla por todo lo que estás pasando, pero con ella es diferente, entras y con solo mirarte te sientes protegida. Con su cariño y sus palabras, sabes en ese momento que ella sí te puede ayudar y cuentas los días para volver a verla.
Sólo tengo palabras de agradecimiento hacia ella. Para mí se ha convertido en alguien muy especial, en alguien que de verdad sí quiso ayudarme y puso todo su empeño para que yo estuviera mucho mejor y me sintiera cada día más fuerte, y lo consiguió.
Gracias, gracias por ser como eres, por tu profesionalidad, por tu constancia, por tu gran corazón, por ayudarme, por escucharme…”

M.I.L.

«Me encontraba en un pozo… No había luz por ningún lado… Sabía que había sobrepasado todos mis límites… y conocí a mi Ángel… Guiomar. No sé describirlo… Encontré el abrazo que necesitaba… Esa cara amable que te enternece y te da gusto ver. Esa mano que te saca del pozo… Con ella encontré la luz.
Fue un antes y un después. La terapia ha supuesto para mí ese lugar donde me siento querida, me encuentro conmigo misma, donde me lamo las heridas y Guiomar me ayuda a sacar la fuerza para recuperarme como persona… Volver a encontrarme y cuidarme. Esa es la clave que me dio… Sólo yo me puedo cuidar. Estoy eternamente agradecida y me siento muy querida cuando estoy allí.”

T.R.B.

“La terapia me ha ayudado a superar un mal momento. Pero además me ha enseñado a expresar, soltar, conocerme, entenderme, gestionar mis emociones, a crecer como persona. Y eso es algo que me llevo para el resto de mi vida.” 

R.H.D.

“La terapia me ayudó a retomar las riendas de mi vida. Me costó dar el paso, aceptar que necesitaba ayuda y salir a buscarla. No era consciente de la magnitud de los acontecimientos que estaba viviendo, me encontraba sumergida en el ojo del huracán que estaba arrasando con todo en vida. Entonces me di cuenta que sola no podía hacer frente al temporal y acudí a la consulta de la psicóloga. Desde el primer momento que abrió la puerta y me saludó con su bella sonrisa, me sentí protegida y, de algún modo, por primera vez en mucho tiempo, en buenas manos. Al fin. A mí que tanto me cuesta confiar y abrirme a la gente. Tras año y medio yendo a terapia, estoy recuperando el control de mi vida y de mis emociones. Prácticamente no siento ansiedad y no he vuelto a sufrir ataques de pánico. El miedo, la inseguridad, la depresión severa que me habían diagnosticado años atrás han ido progresivamente desapareciendo, es como si Guiomar, con su luz y magia, ha traspasado la barrera del sufrimiento y ha conseguido sanar lo que parecía insanable. Y lo mejor de todo, me ha dado las herramientas necesarias para tener estabilidad emocional y psicológica. He vuelto a nacer, a ser yo, he aprendido a ser capaz de sentir calma en medio de una gran tormenta, he conseguido eliminar la ansiedad casi por completo y el estrés se ha reducido a niveles mínimos.
En resumen, ahora soy capaz de disfrutar el momento presente y ser feliz de nuevo.

Estoy eternamente agradecida por la ayuda recibida y lo recomiendo sin lugar a duda a todas las personas que se encuentren en un momento delicado.” 

B.T.U.

“Después de conocer varios psicólogos, por casualidad me topé con Guiomar, con la que comencé una nueva terapia. Algo que veo muy importante en las sesiones es que haya química entre paciente y psicólogo y he de decir que con Guiomar fue inmediato. En todo momento ella se ha involucrado cariñosamente, ayudándome a poner en práctica cada paso para poder evolucionar. Mi mejora ha sido notable en todos los campos: familiares, amigos, trabajo, amor…
Realmente la terapia es algo muy necesario y debe ser continuo, a pesar de los altibajos, para garantizar así una mejora constante y eficaz.”

F.L.O.

“Siempre me creí fuerte, autosuficiente. Por mi profesión, Abogado, recomendé muchas veces a mis clientes que acudieran a profesionales, a psicólogos. Creía, y sigo creyendo, que lo necesitaban. Y les ayudaron. Nunca pensé que fuera conmigo ese mismo consejo. Ni eso, ni la violencia de género hacia mí. Aparentemente no era la mujer/prototipo/víctima. Y por eso lo era más. Y encontré en dónde nunca había buscado la mejor ayuda que pude imaginar. Me vino dada por las circunstancias y no sólo fue mi ancla, que lo fue, me enseñó a conocerme. A ser yo. Y sí, temí y deseé las sesiones; las temí porque desnudar tu alma no es fácil, tienes miedo al rechazo y a la crítica, incluso a conocerte de verdad; y las deseé porque me hacían mucho bien, me devolvían la confianza en mí y en los demás. No voy a mentir a nadie. Lloré. Pero esas lágrimas eran de liberación. No de dolor. Y hoy, aún hoy, todas esas sesiones (un año y medio de terapia y yo hubiera querido más) siguen presidiendo mi día a día. Lo que aprendí, de mí, de los demás, pero sobre todo de mí, gracias a esa terapia (gracias a ti, Guiomar), no sólo me ayudo a sobrevivir, me ayudó a crecer, a creer, me hizo infinitamente mejor. Gracias grandísima profesional. Gracias amiga.” 

S.T.A.

“Cuando fui a terapia por primera vez, me costó muchísimo, pero salía de las sesiones contenta. Cuando me sentaba con ella, sentía una conexión especial, una confianza enorme y pude ir hablando. Y, en la oscuridad, ella fue mi luz. Cuando yo no podía ni pararme en pie, ella me ayudó a levantarme. Ya no hay tinieblas. Porque ella es luz. Ella me ha dado fuerzas para levantarme cuando pensaba que no iba a poder. Gracias…” 

E.S.L.

Lo que dicen las instituciones de mí…

“Excelente profesional, meticulosa y concienzuda con el trabajo que realiza. Se desenvuelve con mucha facilidad en cualquier contexto. Aporta mucho valor en tareas que exigen trabajo colaborativo e interdisciplinar. Flexible y muy competente en su tarea. Empática y con mucha capacidad de trabajo.”

Abogada penalista.

“Según la cuarta definición del Diccionario de la Lengua Española la palabra Faro se refiere a lo siguiente: “Aquello que da luz en un asunto, lo que sirve de guía a la inteligencia o a la conducta”.
Durante todos los años de mi vida laboral me he encontrado con todo tipo de personas y Guiomar, para mí, es un faro. Una persona que da luz a todo lo que toca, las ganas de trabajar que infunda a los equipos en los que trabaja. Aporta luz en las cuestiones más oscuras para simplemente desgranarlo y poder ver el problema con luz, para así poder ver la solución.
Te sirve de guía para poder tomar las decisiones correctas y cuando dudas, te pierdes… levantas la vista y ahí está ella, dispuesta a ayudarte a buscar el camino.
Sinónimo de inteligencia, templanza, capaz de mirar a las personas con ojos de amor, sin juzgar, sólo con la escucha y con el alma.
Una gran alfarera que ayuda a transformar el barro en preciosas piezas de porcelana fina.”

Trabajadora Social.

“Una gran profesional y mejor persona. He tenido la suerte durante años de trabajar en equipo con ella y es comprometida, trabajadora, cuida de sus pacientes y compañeros y compañeras, cree y practica el trabajo en red, respetando las aportaciones de los demás. Ha sido un privilegio compartir y contar con su profesionalidad durante todo este tiempo.”

Responsable de Servicios Sociales.

“Excelente persona y profesional, con consolidada experiencia. Mantiene una labor de acompañamiento al paciente hasta que causan alta, mostrando cercanía e implicación a lo largo de todo el proceso. Muy recomendable para que preste sus servicios en combinación con el letrado en materia de derecho de familia (divorcios, separaciones, medidas paterno filiales, etc.)”

Abogada de Familia.

“Guiomar, psicóloga con un método de trabajo que consiste fundamentalmente en abrazar almas heridas, acoger con tanto amor y guiar con tanta profesionalidad, que transforma el dolor en esperanza. Mujer, profesional y compañera difícil de reemplazar.”

Policia local

¿ME CUENTAS TU HISTORIA?

Pide tu primera cita
WhatsApp chat